lunes, 5 de marzo de 2012

Salir insatisfecho de Microgestió, no tiene precio.


Después de 2 minutos en la tienda se nos acerca el dependiente preguntando si nos podía ayudar en algo, nosotros respondimos que no era necesario, solo estábamos mirando, ¡Que nos van a explicar a nosotros que no sepamos ya!

A los 10 minutos de entrar en la tienda estábamos deleitándonos con las pantallas gigantes, Mac mini, Mac Pro... Se nos acerca el dependiente por segunda vez, con dos "hola", "hola", había una mujer al lado mirando los Ipads y creímos que se lo decía a ella pero, nos dimos cuenta que nos hablaba a nosotros. Realmente nos quedamos un poco parados por la insistencia del querer atendernos, en las App Store es cierto que los dependientes son muy de estar encima y explicarte mucho las cosas salvo reincidir después de un, "no es necesario solo miramos, gracias".

Después de los "hola hola" en un tono elevado, nos dice por segunda vez, "¿Os puedo ayudar en algo?" y nosotros volvimos a responder que no, realmente no, pero no le pareció satisfactoria nuestra respuesta e insistió con un "¿Estáis seguros de que no necesitáis ayuda?" en un tono bastante irritante.

De echo desde los "holas" todo su tono fue muy irritante.
Nos quedamos parados, yo estaba distraído con mi Iphone en la mano, mirando el Twitter como no, y no hice mucho caso a su tono. Mi amigo se quedo estupefacto pero aun así un simple "no, de verdad" en un tono sorprendido fue su respuesta. "¿Seguros?" Insistió. "Seguros!" Respondimos.
Al segundo se gira el dependiente y vuelve detrás del mostrador, no sin antes poner una cara de mosqueo, la mujer que estaba mirando Ipads que lo oyó todo, miró asombrada tanto al dependiente como a nosotros, por el tono con que nos habló el dependiente.
Segundos más tarde mi amigo me dice, "¿Nos esta echando de la tienda?" sí, esa era la sensación que nos dio a los dos, y estoy seguro que a la mujer de los Ipads también le dio esa misma sensación.
Así que nos fuimos sin más, ya que donde no nos quieren, no nos quedamos y mucho menos compramos.


Todo esto pasó en una de las tiendas de Microgestió de la calle Valencia, Barcelona, la cual ofrecen productos Apple para todos los consumidores, es una distribuidora oficial de Apple, pero no es una App Store.

Fui con un amigo que también es un apasionado de la manzana, (Si me hubieran dicho esto hace un tiempo, no lo hubiera creído). Mi amigo tenia intención de comprarse un Ipod, ya que el que tenia después de 4 años, y mucho uso, empezaba le fallar el botón de avance, en si va perfecto por eso. Para los que dicen que los productos Apple son caros, yo les digo: "¡Te duraran hasta que te hartes!
Él en su momento ya se compró dos MacBooks en años anteriores y estaba satisfecho por el trato ofrecido por otros dependientes, de ahí ser cliente habitual.

Ahora mi amigo, que tiene esta tienda al lado de su casa, a decidido que se comprara el Ipod en la App Store o incluso en el FNAC antes que volver a esta tienda.

No creo que sea quejarme por que sí, ya que si un dependiente te hace sentir como si fueras un posible delinquente realmente no sienta nada bien.
Un buen trato es una más que posible compra y parece que a este dependiente no se lo han explicado nunca.